Seleccionar página

En leonesa de contenedores estamos seguros que has escuchado esto antes. La Regla de las Tres “R” , habla de un modo de aprovechar mejor nuestros recursos.

La Regla de las Tres “R” se refiere a Reducir, Reutilizar y Reciclar.

REDUCIR: este término se refiere a la optimización de gastos y consumo de energía. Con el fin de producir la menor cantidad de residuos producidos.

REUTILIZAR: Consiste en el nuevo uso de un objeto ya usado dándole una segunda vida útil. Reparándolo para poder rehusarlo o dándole un nuevo uso diferente. Esto favorece ya que evitamos que haya materiales desaprovechados en desuso;

RECICLAR: Más de un 80% de los materiales que tenemos a nuestro alrededor pueden ser reciclados o usados de otro modo. El reciclaje coge una materia prima ya utilizada para obtener una nueva mediante procesos fisicoquímicos o mecánicos. Y es así que consigue alargar la vida de distintos materiales beneficiando al medio ambiente. Ya que no se genera tanta cantidad de residuos.

Es por esto que es tan importante cuando realizamos reformas o pequeñas obras tengamos siempre en cuenta La Regla de las Tres “R” Ya que en estas se ocasionan a veces todo tipo de materiales que se pueden reciclar.

La cadena de reciclado consta de varias etapas:

Recuperación o recogida: en este paso se recolectan y transportan residuos a su correspondiente lugar para su reciclaje. Existen distintos tipos de sitios donde podremos reciclar los distintos residuos y materiales generados en una obra. Desde contenedores de colores a eco parques en los que se pueden depositar escombros y otros. En Leonesa de contenedores somos respetuosos con el medio ambiente es por ello que queremos que cada uno llegue a su lugar adecuado.

Existen distintas plantas a las que podremos someter los productos

 Las  Plantas de transferencia no se usan siempre, son una opción poco común. En ellas se mezclan los residuos para transportarlos en mayores cantidades con un menor coste. Son usados contenedores más grandes y compactadores con más potencia.

Las plantas de clasificación se clasifican y se separan los residuos que si pueden reciclarse de los que no.  Los residuos generados que no pueden procesarse en estas planas se llevan a vertederos o a aprovechamiento energético.

Finalmente los residuos suelen ir a parar a un reciclador final donde los residuos y materiales generados. Una vez separados se reciclan en sus respectivos lugares y luego se almacenan o usan para la producción de energía.

Gracias a La Regla de las Tres “R” contribuimos un poco mas con el mundo.